Consejos

Cómo bajar de peso en los senos y el área de la espalda


La pérdida de peso exitosa depende de quemar más calorías de las que consume diariamente. No puede reducir los senos y la espalda, pero una combinación de ejercicios cardiovasculares y movimientos de entrenamiento de fuerza que apuntan al área junto con una dieta baja en calorías y bien balanceada le permite perder peso en todo su cuerpo. El exceso de peso en el pecho y la espalda puede no presentar el mismo riesgo de exceso de grasa abdominal, pero el sobrepeso en general plantea varios riesgos para la salud, como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer. Hable con su médico antes de comenzar un nuevo programa de alimentación o entrenamiento.

Paso 1

Realice 150 a 300 minutos de ejercicio cardiovascular por semana. Es probable que necesite tiempos en el extremo superior del rango para una pérdida de peso efectiva, incluso en la espalda y los senos. Este tipo de ejercicio quema calorías, por lo que es una parte vital de una rutina de pérdida de peso. Cualquier cosa que eleve tu ritmo cardíaco funciona. Elija actividades que apunten a su espalda y pecho para un mayor beneficio. Tenis, natación, ciclismo y baile son buenas opciones.

Paso 2

Reduzca de 500 a 1,000 calorías de su dieta diaria. Esto le ayuda a perder 1 a 2 libras en una semana si actualmente está comiendo a nivel de mantenimiento. La mejor manera de hacerlo es llenar su plato con una variedad de alimentos de cada grupo de alimentos, incluidas frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras y lácteos bajos en grasa. Estos alimentos satisfacen el hambre y contienen nutrientes importantes, pero generalmente son bajos en calorías, lo que ayuda a adelgazar. Evite los alimentos ricos en calorías, como las comidas congeladas, la comida rápida, los pasteles, los dulces y los refrescos, que dificultan la pérdida de peso y son bajos en nutrición.

Paso 3

Incluya al menos 12 gatos camellos en su rutina, dos o tres veces por semana. Este movimiento se dirige al área de los senos y la espalda al mismo tiempo, por lo que es una forma ideal de tonificar ambas áreas. Para hacer el movimiento, comience con las manos y las rodillas, con las manos debajo de los hombros y las rodillas alineadas con las caderas. Mientras exhalas, suavemente dobla la espalda tirando del estómago hacia adentro. Al inhalar, arquea lentamente la espalda. Mantenga cada posición durante 10 a 15 segundos, manteniendo sus músculos abdominales ocupados durante todo el movimiento.

Paso 4

Agregue al menos gusanos de 12 pulgadas a su entrenamiento, dos o tres veces por semana. Este movimiento proporciona un entrenamiento completo y compromete los músculos de la espalda y el pecho en todo momento. Para hacer un gusano de pulgada, inclínate, girando hacia las caderas, y descansa las manos y los pies en el suelo. Lentamente camine hacia adelante con sus manos hasta que esté en una posición de flexión. Haz una flexión completa, luego camina con los pies hacia adelante hasta llegar a la posición inicial.